La larga huida del infierno

Author: 
leandro
Editorial: 
Mondadori
Genero: 
Paginas: 
288
ISBN: 
9788439704232

La sociedad española tiene tabús que a algunos artistas extranjeros no se les perdona violar. Ellos pueden hacer lo que quieran desde el extranjero,
pero se da por sentado que aquí no van a triunfar. Este hecho nos ha privado de multitud de artistas de gran calado en España.

Verbigracia, el caso de Molotov con el tema de la homofobia/homosexualidad. Molotov era/es un grupo excelente cuyos discos aterrizaron en España con una gran acogida, sin embargo, cuando sacaron este single tanto los medios, el mercado como la mayoría de la sociedad les dió de lado. Así como así, en el momento. Adiós. No volváis. De hecho, han pasado 5 años, ellos siguen girando y tocando y yo, aquí en España, no les he vuelto a escuchar.

Si España no perdona entrar al trapo con ciertas actitudes como la homofobia tampoco permite que se le pase la mano por la cara a otros temas como la religión. Tienes dos opciones, ser religioso o pasar de ello, pero no lo puedes atacar ni en broma. El tema del satanismo en España siempre ha dado mal rollo, algo raro, algo con lo que no se bromea ¿Por qué no se puede vacilar con esto igual que con otra cosa? Pues yo no lo se, Marylin Manson seguro que tampoco: una estrella del rock post-punk-industrial con más de 60 millones de discos vendidos en EEUU y uno de los 100 artistas más exitosos de todos los tiempos ... menos en España, claro.

Es raro lo que pasa con este artista en los medios. Marginado totalmente en la radio, tampoco veo mucho MTV España, pero me da que tampoco sale.
En fin, vamos con el libro.

Marylin Manson no es uno de los nuestros, ni siquiera es uno de los de él mismo. Este hombre tiene un ansia de libertad, de romper muros y de provocar desmedidas. No encontraremos en España ni un solo artista que remotamente se parezca a él en osadía, en rebeldía, en libertad. Comparado con él todo el mundo es convencional.

Su mejor detalle es que ha logrado penetrar el mainstream de la sociedad de EEUU/Mundial (menos España, claro) siendo fiel a sus ideas. No se le perdonan sus travesuras por encarnar un personaje contra un sector de la sociedad, no. Él verdaderamente es una obra de arte, una mutación contra todos, incluido él mismo. Una vez que él admite que los convencionalismos de la sociedad moderna nos fuerzan a todos a ser un atajo de hipócratas (él el primero) se pone en posición de mutar, de deshacerse de las cadenas con las que todos nacemos y evoluciona a algo nuevo: una estrella del rock en en la que el brillo del rock es lo que menos brilla. Es estrella por su propia vida, que es su verdadero arte, más que su música. Una vida como un cócktel de sexo, drogas, satanismo, sado-masoquismo, maltrato animal/humano y rock para incendiar la mitad facha, blanca, cristiana y tradicionalista americana y trascender su hegemonía.

Leyendo el libro he soltado bastantes carcajadas, tiene momentos bastantes humillantes y asquerosos, todo junto, la risa y el asco; la decadencia y la lucidez. Hay reflexión, entrevistas, bulos de internet y muchas anécdotas. Se narra desde su infancia hasta principios del 2000, estaría bien que dentro de un par de años escribiera otro libro dando cuenta de esta década pasada.

Está claro que Marylin Manson es un provocador, pero su mayor éxito no ha sido escandalizar a América, sino sobrevivir a la América que en su infancia escandalizó al niño Brian Warner. Otros llevan mucho ya muertos.