Valis

Author: 
leandro
Editorial: 
Minotauro
Genero: 
Paginas: 
304
ISBN: 
9788445076316

La gente que oye voces no está loca, simplemente tienen con(s)ciencia. Ahora bien, muy diferente es si esas voces te conminan a matar, te insultan o te hacen la guerra. A esa gente, dicen que por su bien, primero se la medica y, después, si hacen alguna tontería, se la encierra. Sin embargo, existe una incontrolable cantidad de gente para la que oir voces no supone un problema: es una cuestión de tener buena o mala conciencia. Además, a parte de la buena conciencia, se da el caso, sobre todo en el libro, de las voces que proporcionan información (verdadera, contrastable).

Valis es un libro sobre un personaje que oye voces, de hecho, ha recibido mediante un rayo láser rosa cantidades ingentes de información sobre esta época y el pasado remoto en unos pocos segundos. El rayo proviene de una nave extraterrestre. Este personaje, Amacaballo Fat, que obviamente está loco, es la personalidad desgajada del protagonista del libro, su autor Philip K. Dick.

En este libro Philip K. Dick incorpora numerosos sucesos de su vida real (como el abandono de su mujer, episodios de xenoglosia, intentos de suicidio, sueños ...) de tal modo que realidad e iluminación (otros lo llamarían paranoia, otros teofanía) se funden en una vida inventada que si el autor no vivió, si soñó vivir. Por lo menos, éste es el personaje/autor que nos vende Dick, porque Dick no es un escritor ni una persona, es un personaje literario en la Tierra, que, por cierto, escribe bastante bien ciencia-ficción.

El libro está salpicado de referencias de la paideia (en el sentido griego de «educación» o  «cultura general») griega, proto-cristiana y contemporánea popular (rock americano). No me voy a poner a enumerarlos porque son bastantes.

Si te gusta la filosofía, si te gusta Philip K. Dick, si Dios te ha obsesionado alguna vez, en fin,  si te lees este libro, no te puedes perder «Radio Libre Albemut», obra póstuma muy entroncada con Valis.

Me gustaría terminar con una cita para que podáis paladear el tono de la obra:


«Que el universo entero —tal como lo experimentamos— podría ser una ficción, es una afortunada idea de Heráclito. Una vez que esta idea, o esta duda, le ha entrado a uno en la cabeza, se está entonces preparado para considerar el problema de Dios»